Cómo escribir diálogos eficaces

Trucos, secretos y técnicas narrativas para escribir diálogos sin cometer errores graves y muy comunes

Uno de los elementos para escribir un buen manuscrito son los diálogos.
Desarrollar diálogos eficaces es fundamental para la escritura de tu libro y podría ser la llave para alcanzar su publicación.

El diálogo narrativo sigue reglas claras

Si en la vida normal hablamos de lo que sea, nos paramos, nos repetimos, sacamos palabras del contexto, hablamos para llevar silencios; en una novela tenemos que usar el diálogo para cumplir funciones exactas, entre las cuales:

  • Sacar hacia adelante la historia
  • Revelar un conflicto
  • Desvelar las características de un personaje
  • Dar información sobre el tiempo o el lugar de nuestra historia
  • Transmitir la atmósfera o el humor de un personaje

Claro, los personajes pueden hablar de frivolidades; en este caso debemos expresar características específicas del personaje o de la relación entre los interlocutores, a través de una sabia elección de las palabras

«Un café»
«¿Solo o con leche?»
«Si lo hubiera querido “con leche” lo habría dicho, ¿no crees?»

Este es un ejemplo muy sencillo que nos permite imaginar el estado de ánimo y el carácter del personaje.

Las funciones de un diálogo

Hemos dicho que el diálogo es una parte fundamental de un texto narrativo. A veces, el éxito o el fracaso de una novela depende de la eficacia de los diálogos contenidos.

Las funciones de un diálogo son:

  • Expresar una acción interior
  • Intensificar la escena
  • Comunicar información sobre la historia
  • Caracterizar el personaje
  • Aumentar el ritmo
  • Hacer más creíble la historia

No hay reglas para la cantidad de diálogos que hay que añadir a un texto.

El diálogo rompe el ritmo de un libro y le da más velocidad, involucra mayormente al lector y genera la sensación de estar entre los personajes.

La parte más complicada de la redacción de un diálogo es darse cuenta de que no representan la transcripción de una conversación entre dos personas, sino la simulación de la realidad y nos dan una ilusión de realidad.

Intenta grabar una conversación entre dos personas con el móvil e intenta transcribirla: aparecerá desordenada y muchas partes no tendrán un sentido lógico.

Un diálogo tiene que ser creíble en relación con el contexto. Si en la vida real nos gusta mantener una charla sin sentido, sin una finalidad específica, ya que lo que buscamos es simplemente pasar el rato, en la narrativa los diálogos tienen que ser ponderados y tener un objetivo.

Cómo caracterizar un personaje con los diálogos

Un personaje se expresa a través de palabras y substantivos específicos y personales.

Su caracterización llega a través del conocimiento que tiene del mundo, su pasado, su cultura: tenemos que poner mucha atención a las palabras.

Intenta imaginar a un personaje que lleva toda la vida viviendo en España.

Ahora imagina el mismo personaje, con la diferencia que lleva toda la vida viviendo en México.

Entiendes que se expresarán con palabras, términos y ritmos muy distintos y ya solo eso ayuda en la caracterización del personaje.

Fisionomía de un diálogo

El diálogo tiene que ser creíble, pero no la exacta transcripción de una conversación.

Vamos a ver algunos “trucos” para escribir un buen diálogo narrativo:

  • Imagina las conversaciones de los personajes en relación a los contextos y ambientes. Una persona real hablará de manera muy distinta dependiendo de si se encuentra en un autobús a las seis de la mañana yendo a trabajar, respecto a si se encontrara en una cena de gala para la inauguración del nuevo museo de su ciudad.
  • Usa contracciones, intervalos, términos coloquiales y jergas. Usa también palabrotas o dialectos si crees que tu lector ideal puede aceptar su uso y si van en línea con tu personaje.
    Si los personajes son jóvenes, es muy bueno que sus diálogos contengan palabras de origen inglés o expresiones comunes en su franja de edad.
  • Al contrario que en la narración, en los diálogos está permitido el uso de tópicos y frases hechas.
  • Enriquece el diálogo agregando imágenes e incisos que describan la situación
    «No se preocupe» dijo el vendedor señalando la cartera del cliente
  • Usa el diálogo en las escenas importantes y donde haya tensión entre los personajes.
  • Usa repeticiones o negaciones si eso ayuda en el desarrollo del diálogo y de la historia. Haz que el lector imagine el estado de ánimo de los personajes
  • Usa verbos dicendi que determinen quién está hablando
  • Usa el diálogo indirecto
    «Antes de salir, mi padre me repitió todas sus recomendaciones»
  • Usa gestos y acciones para definir la personalidad y el estado de ánimo de un personaje (tics nerviosos, aburrimiento, gestos de felicidad, etc.)

Errores en los diálogos

  • Uno de los errores más común que se pueda cometer es usar el diálogo para explicar un acontecimiento de forma redundante, una información sobre la historia que ya había sido dada, o algo obvio para los personajes.
    «Hemos buscado por todos los lados. No hemos encontrado nada, ni una carta, una fotografía o ropa sucia»
    «Quieres decirme que, ya que no habéis encontrado nada de personal, ¿el asesino podría no vivir aquí?»

En este diálogo, el narrador está dando información sobre la historia inventando un diálogo extremadamente pesado.

«Hola José, esta tarde he visto a Juliana, tu mujer, irse a trabajar»

José claramente sabe que Juliana es su mujer.

  • Evita el diálogo discoidal para explicar el entramado
  • Evita expresar aún más la función del narrador, a través de “monólogos” infinitos por parte de algunos personajes.

Conclusiones

En una novela, la interacción entre los personajes es un elemento fundamental para captar la atención del lector. El diálogo, si está bien desarrollado, es lo que más involucra y fascina el lector, ya que hace que se sienta parte integrante de la historia.

Recuerda siempre las reglas gramaticales y de sintaxis definidas por la RAE a la hora de escribir un diálogo.

Cuidar los diálogos en tu novela te hará ganar muchos “puntos” entre quienes disfruten de tu novela y a los ojos del editor que valorará tu manuscrito.

7 respuestas

  1. Gracias por los consejos.
    Estoy escribiendo la vida de mi padre desde una entrevista que le hicieron, estoy un poco perdida, tengo mucha información y no se como colocarla.

    Cuidate.

    Naty

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También podrían interesarte estos artículos:

Joan Carles Iº 41
46715 Alquería de la Condesa – Valencia
España

Mail: editorial@edicionesalfeizar.com
Tlf: +34 644 524 524
NIF:Y4384820E

HORARIOS:
Lunes- Jueves: 10.00 – 13.00 y 16.00-19.00
Viernes: 10.00 – 13.00