Cómo escribir un libro incluso cuando no tienes tiempo (Segunda Parte)

21 lecciones para todos autores

En la primera parte de este artículo te dejamos los 10 primeros consejos que necesitas seguir para poder escribir tu libro, sin excusas como la falta de tiempo.

Y en esta segunda parte, te traemos más, para que tu experiencia de escribir un libro, ya sea el primero o el tercero, sea un camino divertido, fructífero y emocionante. Y, sobre todo, que forme parte de tu rutina como una actividad más.

Así que, si ya estás listo para continuar, aquí tienes los demás trucos:

11. TOMA DESCANSOS

Para escribir algo bueno, necesitas tener perspectiva. Por eso te recomendamos que tomes descansos entre tus sesiones de escritura, entre los días de escritura y entre las semanas.

Saber parar es tan importante como comenzar cuando estás escribiendo.

Sí, puedes terminar tu oración primero, pero luego tómate un descanso: respira, estírate y refréscate antes de seguir. Así conseguirás mayor claridad para tu inspiración.

Lo que nos lleva muy bien a la próxima lección.

12. PRACTICA LA INSPIRACIÓN INTENCIONAL

Para lo que estás escribiendo, necesitas inspiración. Y puedes hacerlo intencional. Evidentemente, no puedes forzar la inspiración; ella viene cuando le da la gana. Pero te vamos a ayudar a establecer las condiciones adecuadas para alentarla a aparecer.

Toma un descanso en la naturaleza, visita un museo o una galería de arte, haz algo que implique movimiento: baila, juega con niños, sal a correr. O, si eres más tranquilo, sigue leyendo más libros buenos.

Si tu idea es hacer actividades, haz que estas te absorban y te hagan disfrutar. Verás como la inspiración vendrá una vez que tu cerebro y tu cuerpo hayan descansado. Es así como funciona tu cerebro.

13. OBTENER COMENTARIOS (DE LA PERSONA CORRECTA)

Algunas veces, los escritores piden opinión a las personas que tienen cerca, pero quizás no sean del todo las personas correctas. Algunas veces te encontrarás con la frase: “Mi novio dijo…”

Y la oración generalmente no termina del todo bien.

Es inevitable consultar a nuestros seres queridos y que quieran apoyarnos a cambio. Pero hay que ser cauto. Compartir, sí. Pero comparte el trabajo hecho, el sueño, la visión. No solicites comentarios sobre el trabajo.

Lo que necesitas es apoyo y espacio. Deseas que alguien entienda la energía y el tiempo que necesitas para completar tu libro.

Pero tu novio, tu pareja o tu amigo puede que no sea tu lector ideal. Seguro que quieren conectar con lo que estás escribiendo, pero no lo están, por eso su reacción no va a ser la misma que obtendrías de tu lector perfecto.

Y, lo más probable, es que no sea un experto en la escritura. No sabrá cómo debería ser un primer borrador o si tienes los elementos correctos en su lugar. Estará juzgando un trabajo incompleto como si fuera un trabajo terminado. Y tu trabajo no estará a la altura, porque aún no estás en esa etapa. Pronto lo estará, pero eso ellos ahora no lo saben.

Puede ser desalentador para ti y también para ellos porque quieren darte el apoyo adecuado y quieren que hagas un buen trabajo.

Obtener los comentarios correctos mejorará tu libro, tu dirección y tu escritura. La diferencia está en la persona a la que preguntes.

14. SER AMABLE

Sé amable, siempre, y especialmente contigo mismo. A veces, nosotros mismos somos nuestros peores críticos: “No he escrito lo suficiente hoy”, “lo que he hecho es horrible” o “¿quién eres para…?” serán frases que, en algún momento te pueden asaltar.

Pero la amabilidad en todas las cosas te mantendrá cuerdo y feliz. No establezcas objetivos locos, y no seas severo si te saltas unos días, o si no te gusta lo que has escrito. Escribir un libro es un proceso por el que se atraviesan altibajos.

Tienes que escribir un primer borrador para poder mejorarlo. Es parte del proceso. Y no mejorará ni será más fácil si eres autocrítico. No tiene que tomar mucho tiempo, y no tiene que ser difícil.

Podemos criticar a otros que quieran apoyarnos. Un amigo que te invita a salir para que te tomes un descanso de la escritura. No te molestes.

La escritura no se hace sola, lo sabes, pero él o ella no. Está bien, aunque no vaya según lo planeado, si a tu editor no le gusta su primer borrador, o si tienes una mala semana. Respira y sigue adelante.

PARA TERMINAR

15. MANTÉN EL FOCO

Tu libro se hace más grande a medida que escribes y te insto a que sigas tu esquema y seas claro acerca de tus límites. Cumple tu promesa. Y no más.

Habrá otros libros, tendrás mucho tiempo para escribir después. Después de que hayas terminado este. Si permites que el libro en el que estás trabajando se vuelva demasiado grande, tardarás una eternidad y perderás de vista la meta.

¿He terminado? No puedes responder a esta pregunta si has permitido que tu proyecto de libro se vuelva demasiado grande. Si no tienes una perspectiva de lo que es más importante, llegarás a divagar sobre tus páginas y, es probable, que el pierdas el foco.

Regresa a tu enfoque estratégico, revisa el esquema si lo deseas, pero luego elimina todo lo que queda fuera del plan, sin piedad.

Recuerda, este es solo tu primer (o próximo) libro.

16. OBJETIVOS PARA REIRSE

Ponte unos objetivos que sean tan pequeños que incluso te parezcan ridículos. Pero no te rías todavía, porque quiero que te tomes esto en serio.

 

Si te pidiera que escribieras durante cinco minutos, sería fácil. Mucho más fácil que escribir durante cinco horas. Si te pido que escribas 50 palabras, probablemente te reirás. Son un par de oraciones, menos de la longitud de este párrafo. Si te pido que escribas 50.000 palabras, es probable que te resistas y te cueste. Pero escribir 50 palabras y después, 50 palabras más, te darán 100 palabras. Pronto tendrás 500 palabras, 1.000 y, cuando te des cuenta, 10.000 palabras.

No te obsesiones con el recuento de palabras y, si quieres establecer objetivos, mantenlos pequeños. Todo viaje comienza con un solo paso y cada libro comienza con un solo párrafo. Así es como podrás terminarlo.

17. ESCRIBE EN PEDAZOS

Recuerda que tienes un esquema, puede seleccionar secciones, subsecciones y capítulos para escribir en cualquier orden, según lo desees y cuando tenga tiempo. Así nunca te vas a enfrentar a ‘la página en blanco’ porque siempre hay una pregunta que responder o un cuadro que completar.

Tener esta estructura te ayuda a terminar rápido. No tienes que ir de principio a fin, podrás comenzar por cualquier parte y volver a las partes que requieren más trabajo o algo de investigación, más adelante. Así, escribirás más rápido y obtendrás la recompensa de terminarlo.

Ver el proceso de cada sección terminada te motiva a escribir más.

Y es manejable hacerlo de esta manera, especialmente si tiene un ‘trabajo diario’. Establecer un tiempo de escritura regular, objetivos pequeños y escribir en fragmentos como este es lo que lo llevará a la meta.

18. MONITOREA TU CONTADOR DE PALABRAS

Vale, al principio te dijimos que no contaras las palabras, pero piensa que también necesitas recompensarte por tu progreso.

Apunta en una hoja de cálculo, en un calendario, en una agenda, en un software de escritura, elige el soporte que más te guste y lleva un registro de lo que has escrito cada día y cada semana. Si puedes hacerlo visual, mejor. ¿Cómo crees que te sentirás cuando veas que has completado 10.000 o 20.000 palabras en una semana?

Ver tu progreso te obligará a escribir más. Y llegarás fácilmente a tu objetivo estableciendo pequeños objetivos diarios y luego monitoreándolos.

19. HAZLO PÚBLICO

Debes hacer público tu trabajo. No eres Emily Dickinson, dejando notas en un tocador, para que lo encuentre un pariente superviviente. Haz tu trabajo. Así es como mejora tu escritura y tu negocio crece. Las cosas especiales que suceden cuando te conviertes en autor son el resultado de tu avance. 

20. TERMINA

Finalizar es tu objetivo. Este puede no ser el libro más largo que jamás escribirás. Tal vez no es el más perfecto, pero, a medida que completas el primer trabajo, te conviertes en autor.

Puedes escribir más libros, puede mejorar su estilo y técnica, puede aprender a comercializar mejor. Incluso si no eres un “escritor”, puedes tener un libro como una forma maravillosa de conectar con la gente y de informar sobre lo que haces y lo que tienes que decir.

Terminar es más importante de lo que sabes. Por el éxito de tu libro, y por todo.

21. CELEBRAR

¡Celebra como loco, todo el tiempo! Celebra la decisión de escribir, celebra tu bosquejo, celebra tu primer capítulo. Celebra un primer borrador, un borrador final, la prueba de una portada, esos primeros correos electrónicos que recibe de los lectores que aman tu trabajo …

Celebramos muy poco, queremos ser tranquilos y pecamos de modestos. Disfruta de tu logro. Escribir un libro es una gran tarea y mereces celebrar cada paso del camino.

Y, si quieres, avísanos. Queremos celebrarlo contigo.

P.D.: DONDE ESTÁS, ESTÁS EN EL LUGAR PERFECTO

Puede que estés a mitad de tu primer libro, puedes estar en tu cuarto libro, o puede que estés pensando en ello todavía (si es tu caso, te recomendamos que no lo pienses demasiado).

Escribir un libro te cambiará, te hará crecer como persona, hará crecer tu negocio y expandirá tu alcance.

Incluso si crees que aún no estás listo, debe haber algo en ti que te esté llamando a empezar. De lo contrario, no estarías leyendo esto (piensa que estás llegando al final…).

Todos comenzamos donde estamos, el truco para terminar está en tomar medidas: dar un paso tras otro.

Si todo lo que haces hoy es decidir el tema o tu libro, o si te comprometes a hacerlo este año, entonces ya has avanzado más que ayer.

No necesitas saber cómo escribir un libro, ya está en ti y puedes hacerlo.

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También podrían interesarte estos artículos:

Joan Carles Iº 41
46715 Alquería de la Condesa – Valencia
España

Mail: editorial@edicionesalfeizar.com
Tlf: +34 644 524 524
NIF:Y4384820E

HORARIOS:
Lunes- Jueves: 10.00 – 13.00 y 16.00-19.00
Viernes: 10.00 – 13.00