La luz de las antípodas

Mariano Monge Juárez

El vigilante es un hombre solitario. Trabaja en el Club náutico de una ciudad del Mediterráneo, desde donde se ve una isla, Tabarca. Es un hombre fascinado por los océanos y por el estudio de las corrientes marinas. Una noche, el vigilante observa a una mujer en la ventana de enfrente de su trabajo en el Club náutico. Es un edificio grande, de apartamentos de verano. La mujer permanece toda la noche con la luz encendida, es una bailarina ya anciana. Desde ese momento se inicia una extraña relación entre el vigilante, la mujer y el flujo de las corrientes marinas.

Descubre Más